La verdad es Siempre Abundante

T-1.IV.3. La oscuridad es falta de luz de la misma manera en que el pecado es falta de amor. No tiene cualidades únicas propias. Es un ejemplo de la creencia en la "escasez", de la cual sólo se pueden derivar errores.

La verdad es siempre abundante. Los que perciben y reconocen que lo tienen todo no tienen necesidades de ninguna clase.

El propósito de la Expiación es devolvértelo restaurar todo, o más bien, devolvérselo restaurar el amor a tu conciencia. Se te dio todo cuando fuiste creado, exactamente como se les dio a todos los demás.