Renuncia a Ser tu Propio Maestro

Si estás dispuesto a renunciar al papel de guardián de tu sistema de pensamiento (ego) y ofrecérmelo a mí (Jesús), yo lo corregiré con
gran delicadeza y te conduciré de regreso a Dios. 
T-4.I.4